¿Cuánto cuesta escriturar una casa de obra nueva?

Si estás pensando en escriturar una casa de obra nueva seguro que te estás preguntando cuánto cuesta ese proceso. Para eso estamos aquí, no solo te vamos a hablar del coste de ese trámite, sino que también te vamos a dar información extra para que lo puedas tener todo claro. 

¿Qué es la escritura de obra nueva? 

Cuando estás pensando en comprar un edificio o llevar a cabo una construcción, el primer paso administrativo que debes dar es obtener una escritura de declaración de obra nueva. Este documento es crucial para establecer oficialmente la existencia de la edificación y, más adelante, proceder a su registro en el Registro de Propiedad. 

Es relevante señalar que la redacción de esta escritura puede realizarse incluso antes de que la construcción esté completamente terminada. En realidad, algunas instituciones financieras requieren específicamente la presentación de una declaración de obra nueva como un requisito esencial para evaluar si proporcionarán financiamiento para la adquisición en ese momento particular. 

Este proceso garantiza no solo la validez legal del inmueble, sino que también simplifica el proceso de financiamiento al proporcionar a las entidades la información necesaria para tomar decisiones fundamentadas sobre la viabilidad de la transacción. Esto significa que, al tener la declaración de obra nueva en orden, se facilita la evaluación y aprobación del financiamiento, lo que puede ser crucial en el proceso de adquisición de propiedades. 

¿Qué se necesita para hacer una escritura de obra nueva? 

Como nos comentan los expertos en arquitectura legal de https://www.arkespai.com/, para poder conseguir realizar una escritura de obra nueva es necesario cumplir una serie de requisitos y pasos que te vamos a mostrar ahora mismo. Eso sí, dependiendo del tipo de escritura los requisitos serán unas u otras. 

Escritura de declaración de obra nueva en construcción 

Es cuando el edificio todavía está en obras. En este caso es necesario que el vendedor facilite una serie de documentos para seguir con los trámites. 

  • Acto de conformidad: se debe solicitar la autorización administrativa, la cual es ofrecida por el ayuntamiento. En el acto deben reflejarse todos los datos necesarios. Entre otros debe dejarse claros los datos que identifiquen la finca donde se está realizando la construcción. 
  • Certificación: siempre debe ser realizada por un técnico competente. En ese informe o certificado se debe dejar claro que la obra sigue los parámetros que se muestran en la descripción. 
  • Acta de fin de obra: es un documento que se debe firmar en el momento en el cual la obra haya finalizado.  

Escritura de declaración de obra nueva terminada 

Cuando la obra ha acabado y tras cumplir todos los requisitos legales necesarios es el momento de presentar lo siguiente:  

  • Acto de conformidad, aprobación o autorización administrativa. Este acto implica obtener una licencia municipal. 
  • Certificación expedida por un técnico competente en el área (arquitecto, ingeniero, entre otros). 
  • Seguro decenal para edificios. 
  • Licencia de primera ocupación o comunicación previa. 
  • Certificado de eficiencia energética. 
  • Cédula de habitabilidad. 
  • Coordenadas de referencia geográfica. 
  • Libro del edificio, que se depositará en el Registro de la Propiedad. 
  • Escritura de división horizontal. 
  • Certificado de deudas con la comunidad de propietarios. 
  • Documentación de las juntas recientes. 
  • Último recibo de pago del IBI
  • Escritura de propiedad de la parcela. 

Escritura de declaración de obra antigua 

La misma se obtiene cuando el edificio ya lleva unos años construido y ha estado en el Registro de la propiedad. Para obtener esa escritura es necesario presentar la siguiente documentación: 

La certificación puede ser realizada por un arquitecto o técnico, o incluso por el propio ayuntamiento. 

El acta notarial que presente una descripción de la finca. En ocasiones también es válida la opción de la certificación catastral descriptiva.  

¿Cuándo se hace la escritura de obra nueva? 

Cuando adquieres una propiedad o concluyes la construcción de una edificación, generalmente se realiza la escritura de obra nueva. Este documento legal certifica la existencia de la nueva construcción y detalla aspectos importantes como la descripción de la propiedad y la identificación de los propietarios, entre otros. 

Es relevante destacar que la escritura de obra nueva no está necesariamente ligada al término total de la construcción. De hecho, en algunos casos, las entidades financieras pueden requerir este documento incluso antes de que la construcción esté completamente finalizada. Presentar la escritura de obra nueva en fases tempranas puede ser un requisito esencial para evaluar la posibilidad de financiamiento en ese momento específico, convirtiéndola en un paso administrativo crucial en el proceso de adquisición. 

¿Qué gastos conlleva escriturar una casa? 

Ahora llegamos a uno de los apartados más importantes, saber cuál es el precio que conlleva escriturar una casa. Antes de entrar en detalles queremos dejar claro que la información que vamos a mostrar ahora son aproximada. Hay diferentes variables que pueden hacer que el precio sea inferior o superior. 

Para que te hagas a la idea, el precio final irá vinculado a la comunidad autónoma de la vivienda, el valor de la tasación, coste de la constricción, coste del notario...  

Si nos centramos en el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, el mismo ronda entre el 1.5% y el 3% del valor de la obra nueva.  

En cuanto a la elección del notario, lo más común suele ser llegar a un acuerdo entre las dos partes. Si la inmobiliaria tiene un notario de confianza, puede ser una buena opción, siempre y cuando el coste no sea demasiado grande. En ese caso, la persona que recomienda el notario puede ser la parte que más pague de los honorarios notariales.  

Queremos que sepas que la declaración de obra nueva puede hacerse con un contrato privado, pero lo más común suele ser hacerlo a través de notario. Es verdad que el coste incrementa el precio final del conjunto, pero a cambio se consigue que la escritura de obra nueva pase a ser un documento público. Ese documento permite que el registro de la propiedad sea mucho más sencillo y así se pueden disfrutar de todos los beneficios de ese paso.  

El notario no solo es un mero trámite, sino que puede asesorar al comprador o al vendedor a la hora de resolver dudas. No solo se limita a firmar. Además, tiene que verificar que el contrato sea legal para evitar problemas para las partes afectadas.  

Compártelo en tu red social: