Diferencias entre colchón de espuma y resorte

Espuma vs resorte

Para todas aquellas personas que están valorando cambiar su colchón el siguiente artículo puede resultar especialmente interesante. A continuación te presentamos las principales diferencias entre los colchones de espuma y los colchones de resorte según los expertos para que puedas seleccionar el modelo que mejor se ajuste a tus necesidades.

El soporte

En primer lugar, en cuanto al soporte que proporcionan los colchones. Los modelos de resortes suelen parecer muy cómodos en un primer momento, pero en la mayoría de casos no suelen ofrecer un óptimo alivio de los puntos de presión. Por contra los colchones de espuma con memoria suelen distribuir de forma mucho más eficiente el peso del cuerpo con lo que te ayudan a no dar tantas vueltas en la cama y poder descansar de forma mucho más completa todas las noches.

Los precios

Asimismo, como en leemos en este artículo de colchones de espuma de Hypnia.es, aunque los colchones de resortes suelen tener los precios más económicos, la verdad es que también es posible conseguir colchones de espuma a precios económicos con una calidad-precio mucho más elevada que la que ofrecen los colchones de resorte.

La durabilidad

En lo referente a los colchones de resortes, estos pueden durar alrededor de unos diez años. Cuanto más firmes sean más durarán mientras que los colchones de espuma suelen durar menos tiempo pero en la mayoría de casos, si eliges un modelo de calidad, vas a poder aprovecharlo por los dos lados y por tanto el tiempo de uso se tornará más elevado y además durante todo este tipo disfrutarás de un descanso mucho más agradable que con los colchones de resorte.

La presión

Asimismo, los colchones de espuma a nivel de presión son capaces de aliviarla de forma mucho más eficiente que cualquier otro tipo de colchones permitiéndote por tanto descansar siempre mucho mejor. Por su parte cabe reseñar que también pueden darte en algunos casos sensación de movimiento dependiendo de la espuma, porque algunas tardan más tiempo que otras en conseguir volver a su forma original.

Los movimientos

Por otro lado, con un buen colchón de espuma puedes estar seguro de que no habrá transferencia en el movimiento, lo que quiere decir que tu colchón no se sacudirá, con lo que si duermes en pareja los colchones de espuma siempre son la mejor alternativa. Los de espuma suelen ser mucho más firmes y flexibles porque distribuyen el peso de forma mucho más uniforme.

Un punto a favor en este aspecto de los colchones de resortes es que en este aspecto se desgastan menos ya que actúan como un amortiguador y sus resortes determinan en gran medida la firmeza y también el soporte.

Alergias y problemas similares

Asimismo, a nivel de alergias y problemas similares cabe reseñar que los colchones de espuma son totalmente hipoalergénicos. Al estar elaborados por bloques sólidos de espuma los ácaros no pueden vivir en el interior de este tipo de colchones. Asimismo, siempre se debe seleccionar colchones de espuma de primera calidad para evitar problemas de olores, sobre todo cuando son nuevos. Por su parte los colchones de resortes suelen acumular mucho más polvo y por tanto no resultan la mejor opción para personas con alergias o asma.

La temperatura

En cuanto a la temperatura, los colchones de espuma con memoria suelen tener una alta sensibilidad a la temperatura. Esto es algo malo ya que de esta forma la espuma suele tardar mucho más en adaptarse al cuerpo, con una respuesta lenta. Si hace mucho frío en una habitación es por tanto normal que la espuma tarde mucho más tiempo en recuperar su forma y ajustarse de forma eficiente. Si hace mucho frío incluso puede llegar a estar muy dura para poder descansar. Aunque esto no suele pasar en los dormitorios, si vives en una zona fría sin calefacción y quieres evitar este problema te recomendamos elegir colchones con memoria natural específicos para estos problemas.

Por otro lado, los colchones de resortes no suelen ajustarse con la temperatura al cuerpo, aunque hay algunas excepciones como los colchones que vienen recubiertos con espuma con memoria. Estos colchones cuentan con capas superiores muy cómodas y se adaptan a todo tipo de temperaturas.

El mantenimiento

En cuanto a sus diferencias a la hora de realizar el mantenimiento cabe reseñar que los colchones de resortes es fundamental cambiarlos de posición y girarlos al menos cada tres meses para que se puedan ir desgastando de forma eficiente y uniforme. Por supuesto nunca se debe doblar ni plegar un colchón de resortes porque será muy complicado que recupere su forma. En cambio los colchones de espuma con memoria no requieren de ningún tipo de mantenimiento especial ni deben limpiarse cada cierto tiempo porque no acumulan tanto polvo como los colchones de resortes.

Compártelo en tu red social: